Propósito número 1: Quiero perder peso

DESPUÉS DE ESTOS DÍAS TODO SON BUENOS PROPÓSITOS.

ENTRE ELLOS, RECUPERAR EL TIPO PERDIDO CON EL TURRÓN, MAZAPÁN, ALCOHOL.

HA LLEGADO EL MOMENTO, 5 PASOS  5 KILOS:

  • Una alimentación.

La mejor manera de empezar a deshincharnos, no es dejar de comer y hacer “dieta depurativa” con agua, zumos o fruta a discreción.

La forma correcta es ordenar las tomas. Comienza por el desayuno al levantarte y realiza una comida o tentempié cada 3 horas  rigurosamente , aunque no tengas hambre. Organiza tu alimentación y haz la lista de la compra. No dejes tus comidas a la improvisación.

  1. El cuerpo necesita 3 – 4 días para deshacerse del exceso de proteínas de las comidas de las fiestas. Los alimentos más consumidos en las comidas y cenas de la navidad son básicamente de origen animal. Pescados, mariscos, carnes, lácteos y fiambres. El organismo utilizara en pocos días este exceso de materiales para empezar a liberar la hinchazón.
  2. A los tres o cuatro días notarás que necesitas orinar muchas más veces de lo normal. Esta es la señal de que empiezas a adelgazar y sentirás confort de nuevo. Es conveniente también recuperar la rutina intestinal para lograr volver a visitar el baño diariamente, si es posible. De esta forma, podremos perder el exceso de volumen abdominal que es normalmente la primera señal de saturación del aparato digestivo. Beber 2 litros de agua al día.
  3. Caminar, aunque parezca un ejercicio inútil, es de lo más estimulante. Esto moviliza todos los depósitos de líquidos y porquerías que tenemos paradas por ahí. Camina alegre todos los días durante una hora. Aprovecha los desplazamientos cotidianos que acostumbras a ir en autobús o en coche. Una distancia de 25 minutos de paseo, y con prisa, ya es un buen plan.
  4. Paciencia, vivimos en el mundo del “ya” y el “ahora”. Deseamos obtener nuestros objetivos a corto plazo. Incluso se puede decir que, esa ansiedad por lo inmediato, puede ser la causa de nuestro fracaso a la hora de adelgazar (y de prácticamente cualquier meta que nos propongamos).
Categories: Bajar de Peso

Comer sano está bien… Pero no basta

Hoy queremos hablaros sobre el motivo por el que tod@s realizamos ese esfuerzo, a veces en un muy largo periodo de tiempo, para mantener un peso y una figura adecuada. Pues si bien el motivo general que solemos aducir suele ser que nos gustaría vernos un poco mejor, yo seguiría ahondando en el motivo principal… ¿Qué significa verse mejor uno mismo? ¿Por qué me siento mejor cuando pierdo peso? Estas preguntas son las que nos deben llevar a una única respuesta: Me veo mejor, me siento mejor, porque estoy más sano. Y el verse más sano nos induce una mejor imagen de uno mismo, asociada a mejores sensaciones físicas, debidas a varios factores como un menor peso sobre nuestras articulaciones, una mejor respiración (Debida a un menor peso sobre el diafragma), una mejora de las enfermedades ligadas a la alimentación, etcétera. Está demostrado que los cánones de belleza establecidos están íntimamente relacionados con modos de vida saludable, debido principalmente a que estos dependen directamente de la elección de los miembros del género sexual contrario del ideal de pareja adecuada, y es un hecho contrastado que nadie elige como ideal de pareja adecuada un canon insaludable.

Es por eso que siempre estamos a la búsqueda de la manera más efectiva y correcta que junto con esos trucos que os solemos aportar nos van a ayudar para conseguir perder peso. Esto es porque estos trucos son en realidad para conseguir aumentar la salud de tod@s vosotr@s. Y ahí viene el tema sobre el que quiero incidiros hoy, y es que no queda muy claro si es suficiente solución al problema o no simplemente con comer bien (Que por otro lado es un buen principio desde el que os ayudamos en Deliline), y os diré porqué. El caso es que los seres vivos son las estructuras más adaptables y cambiantes al medio, y el ser humano es uno de los seres más adaptable de todos. Esto hace que nos adaptemos al número de calorías diarias que consumimos, descendiendo nuestro metabolismo basal. He llegado a ver a personas que podían tener metabolismos basales de 800 kilocalorías, después de periodos largos de dieta, o enfermedades de encamación, haciendo que con poco que consumieran engordaran rápidamente.

¿Qué podemos hacer entonces para perder peso si tras mucho tiempo comiendo poco o pocas calorías no consigo perder más? Bien, la respuesta es complicada, el hecho es que lo único que tiene una efectividad del 100% es el aumento de la actividad y por tanto del gasto energético total. Esto se puede hacer de dos maneras fundamentalmente: La primera es que en nuestro trabajo, o estudios, incrementemos el movimiento al doble de lo que estamos acostumbrados. Esto de por sí resulta complicado, ya que es difícil acordarse de pensar en lo que estamos haciendo, y a la vez acordarse de pensar en moverse más. Por otro lado podemos empezar a realizar una hora, u hora y media de actividad física tres veces en semana (Aunque nuestro objetivo será llegar a hacerla al menos seis veces por semana).

Lo ideal, amig@s es que a la hora de realizar actividad física contéis con el asesoramiento de un experto, para esto no me refiero a cualquier persona que trabaje en el mundo del deporte, porque no estamos hablando de que nos digan cual es la manera correcta de hacer los ejercicios, sino por el contrario que nos planifiquen en función de nuestras necesidades. Aquí solemos aconsejar el dirigirnos a cualquier profesional universitario del deporte (Médico del deporte, fisioterapeuta, maestros de educación física y sobretodo diplomados y licenciados en Ciencias del deporte), sin olvidar a los técnicos superiores en programación de Actividades Físico deportivas.

Por suerte en Deliline contamos con un Licenciado en Ciencias del deporte para aconsejaros sobre estos aspectos, y a la pregunta de sobre qué manera de realizar ejercicio para perder peso su respuesta fue: “Depende mucho de la persona, sus posibilidades físicas y de sus requerimientos. Pero básicamente podríamos decir que la actividad de suave a moderada, alargada durante algo más de 45 minutos, con pocos cambios de ritmo y en la cual se sude pero no demasiado, es la base para la pérdida de peso. En el argot lo solemos llamar ejercicio o actividad Aeróbica, y esto es porque la grasa solo se puede quemar en presencia de oxígeno y a partir de los 40 minutos que se acaban los depósitos de glucógeno.” Esto nos viene a decir que siempre que no exista sensación de falta de aire (como cuando esprintamos) estamos llevando el cuerpo a la pérdida de peso. Así la carrera suave, caminar, bicicleta, patinaje o natación durante una hora serán ideales para la pérdida de peso.

A su vez, sabemos que a mayor cantidad de musculatura corporal o en su defecto, mayor uso de la existente, aumenta la cantidad de energía que usamos tanto para mantener esa musculatura como para movilizarla. Es por eso que si no queremos aumentar mucho la musculatura (Para lo que la visita regular al gimnasio sería suficiente) pero sí dar una apariencia fibrada, te aconsejaríamos que un par de días en semana asistieras a una clase de Pilates, Yoga o Taichi, puesto que son tres actividades que trabajan a nivel del modo interno y de la energía muscular, además de ser aeróbico, nos enseñará a manejar nuestro cuerpo con más efectividad.

Quisiéramos hacer por ultimo una anotación más, y es que el deporte de equipos, por su especial atractividad suele ser la manera en que más personas buscan la poca actividad física que tienen, esto puede ser bueno si se entrena dos o tres veces en semana, pero, si solo jugamos el partidito semanal, la horilla del fin de semana o el pachangueo, os aconsejo que desistáis, pues vuestros tobillos y rodillas estarán debilitados y os podéis lesionar. Las lesiones hacen que perdamos el trabajo previo en pocas semanas de recuperación. Me despido deseándoos una buena semana y mejor fin de semana.

Categories: Estar en Forma