ESTA TARDE NOS VAMOS AL MERCADO A COMPRAR ESPINACAS

La espinaca (Spinacia oleracea) es una planta, de la familia de las amarantáceas, cultivada como verdura por sus hojas comestibles, grandes, rizadas o lisas y de color verde muy oscuro. Su cultivo se realiza durante todo el año y se puede consumir fresca, cocida o frita. Fresca en ensaladas, bocata vegetal, cocido en los guisos y frito con huevos, son algunos ejemplos de consumo.

Desde septiembre hasta mayo la podemos encontrar en los mercados.

Las propiedades nutritivas de las espinacas son similares a las de la gran mayoría de las verduras de hojas verdes. Es conocida como la reina de las verduras en las dietas de adelgazamiento por su bajo valor energético, por su contenido en fibra, ayudando a generar sensación de saciedad y a tener un mejor control intestinal.  Alto contenido de agua, con folatos, vitaminas del tipo A, B y C y también algunos minerales como el hierro y el calcio.

Beneficios de las espinacas:

Esta verdura presenta propiedades laxantes, ya que es una buena fuente de fibra. No sólo colabora para prevenir o mejorar el estreñimiento sino que también interviene en la reducción de la colesterolemia.

Las espinacas al ser fuente de provitamina A, sirven para mantener un buen estado del cabello, la piel, las mucosas, los huesos, la visión y un perfecto funcionamiento del sistema inmunológico.

Intervienen en la prevención de numerosas enfermedades, al ser portadoras de sustancias antioxidantes (Vitamina C, E, provitamina A), ya que bajos niveles de dichas sustancias constituyen un factor de riesgo cardiovascular, cáncer y enfermedades degenerativas.

Por su alto contenido en folatos son muy aconsejables para mujeres embarazadas.

Además, las espinacas son fuente de hierro, otros minerales y oligoelementos que favorecen la formación de glóbulos rojos. Por ello, su consumo está indicado en el tratamiento de anemias.

Se aconseja tomar espinacas a:

– Personas con enfermedades cardiovasculares.

– Personas con hipertensión arterial.

– En caso de tener Colesterol.

– Anemia.

– Estreñimiento.

– Exceso de peso.

– Niños.

– Cálculos renales.

– Hiperuricemia.

– Gota.

– Diabetes.

– Que siguen dietas de adelgazamiento.

– Problemas oculares: fotofobia, sequedad ocular..

Categories: Comer Sano
A %d blogueros les gusta esto: